Celos en la pareja – ¿La principal causa de separación?

Los celos en la pareja son un factor muy importante, de ello dependerá nuestra felicidad o infelicidad en lo que dure la relación. Muchas son las personas que asisten a terapia para consultar este tipo de problemas “Mi pareja me cela mucho”.

Los celos en la pareja

Este sentimiento de inseguridad y baja estima es muy frecuente en las personas aunque no todos están dispuestos a reconocerlo, y que generan opiniones encontradas: mientras que hay quienes sostienen que los celos son un sentimiento sumamente dañino que puede destruir a la pareja, hay otros que interpretan a los celos como una demostración de amor, y que no imaginan su relación sin este componente. ¿Cuál es entonces, la verdad acerca de los celos?

Porque se producen los celos

No todas las personas sienten celos en las mismas circunstancias. Hay personas (tanto hombres como mujeres) muy celosos, capaces de sentirse enfurecidos simplemente ante la mirada insinuante que un tercero echa sobre su pareja. Y hay quienes dicen no ser en absoluto celosos (auque eso no es algo que sea realmente cierto).
Para cada persona existen ciertas circunstancias que desatan sus celos: ya sea sospechar que su pareja les es infiel, el saber que hay alguien que compite por su amor o incluso el pensar que alguien pueda arrebatarles a la persona que tienen al lado.

Las diferencias ocultan una causa en común: la mayoría de los celos no están motivados por el comportamiento real de su pareja (alguien que sabe con certeza que su pareja le es infiel puede sentirse traicionado, no “celoso”) sino que se basan en las inseguridades del propio celoso. Cuando se trata de celos, el problema está en la impotencia de uno mismo frente a factores externos, como puede ser el miedo a que nuestra pareja nos abandone o sencillamente que alguien la mire con interés.

Quizás te interese:  Te apetece una cita a ciegas?

Por que se producen los celos

Celos normales y celos patológicos

La diferencia entre los celos normales y los celos patológicos es que los normales son algo común en cualquier pareja, se dan de una forma totalmente ocasional y son de corta duración, sin afectar en nada la convivencia diaria de la pareja.

Los celos patológicos en la pareja no se comparan con los normales estos son mucho mas problemáticos. Es una cuestión intensa de preguntas y respuestas y de interpretaciones, los celos se traducen en un maltrato hacia la pareja, o en incontenibles ataques de ira. El celoso empieza de una manera obsesiva a controlar y a invadir la privacidad de la persona celada.

Cuando los celos en la pareja llegan a este extremo es conveniente pedir ayuda profesional para evitar que este sentimiento vaya en aumento y pueda ocasionar daños tanto al celado como al mismo celoso (violencia física, daños a algo de nuestra propiedad, suicidio, homicidio, etc).

El lado positivo de los celos en la pareja

Una pequeña dosis de celos en la pareja no siempre es mala: la mayoría de las personas salvo que salgan de una relación donde los celos destruyeron a la pareja, se sienten halagadas frente a una inocente demostración de celos. Que el novio desde hace cinco años se “enfade” levemente ante un piropo dirigido a su chica, o que ella quiera que él la llame cuando regrese de su noche con los amigos, son demostraciones de afecto que si bien son basadas en los celos muestran a la pareja lo mucho que nos importa. Pero no hay que caer en la tentación de provocar intencionalmente celos a la pareja, ya que de esta manera se está jugando con la confianza que el otro tiene depositada en nosotros y eso puede ocasionar un daño irreparable en la relación.

Quizás te interese:  Cómo convivir con los hijos de mi pareja